Consultores especializados en Imagen Personal y Protocolo. Asesorando a personas y empresas desde hace más de 20 años. ¡Descubre lo mejor de tí!

Image

Ciudad de México. Martes 3 de julio de 2012. El pasado martes se llevó a cabo la Toma de Protesta de la nueva Mesa Directiva de AICI Capítulo Ciudad de México. El evento tuvo lugar en el Hotel W de Polanco, mismo al que se dieron cita importantes personalidades de la Consultoría en Imagen del país.

 

La AICI (Association of Image Consultants International) es la organización más importante de la industria de la Consultoría en Imagen a nivel mundial, con más de 1300 miembros distribuidos a los largo de más de 40 países. AICI cuenta con presencia en Latinoamérica a través de 4 capítulos: Argentina, Brasil, Guadalajara y Ciudad de México, siendo este último pionero en la región al formarse en el año 2005.

 

Como arranque del evento se ofreció un desayuno a los miembros del Capítulo mexicano provenientes de varias zonas del país, quienes pudieron intercambiar ideas con amigos y colegas. Posteriormente, el Presidente entrante, Hildeberto Martínez Chapa, AICI FLC; hizo entrega de reconocimientos a los miembros más destacados, tanto en trayectoria y militancia dentro de la organización.

 

Los consultores en imagen Mónica Melloni, Mery Miramontes y Jorge Moreno Rejón recibieron un reconocimiento a su labor como lideres de la organización, por su gestión como Presidente en años anteriores. Los consultores Rosario Galindo, Guillermina Orozco, Víctor Vázquez Mezquita, Irene Mizques y Claudia Puertos recibieron un reconocimiento por su activa participación en el gremio a lo largo de más de 5 años.

 

Jorge Moreno Rejón cedió la presidencia a Hildeberto Martínez, quien presidirá el capítulo por los próximos dos años. Ambos ofrecieron un emotivo discurso a los asistentes.

 

La nueva Mesa Directiva del Capítulo Ciudad de México está conformada por:

 

Hildeberto Martínez, AICI FLC. Presidente.

Mónica Bravo Berentsen, Vice Presidenta.

Victor Vázquez Mezquita, VP Finanzas.

Raúl Nava Salazar, Secretario General.

Norma Portilla, VP Educación.

Loren Meschoulam, VP Membresías.

Wendy Crespi, VP Programas, eventos y conferencias.

Coca Sevilla, VP Mercadotecnia, Relaciones públicas e Internacionales.

Humberto Gutiérrez, VP Comunicación

Jorge Moreno Rejón, Presidente Saliente.

 

Seguramente vendrán años muy positivos para la Consultoría en Imagen como profesión, gracias a un gremio sólido y unido, en donde se fomente el sano intercambio de ideas, en hora buena.

 

Una de las preguntas aún no contestadas es: ¿En qué consiste la armonía en el color?.

Por lo general, armonía en el color se define como una disposición agradable de colores, pero la definición no nos dice nada sobre como lograrla. En música, en cambio, el estudio de los armónicos trata de las propiedades científicas de los sonidos musicales y permite a los científicos especificar las armonías musicales y la forma de lograrlas.

Se cuenta que el poeta y científico Johann Goethe, que no era pintor, quiso saber en qué consistía la armonía en el color. Sus amigos músicos le aseguraban que en música la armonía estaba bien entendida y codificada ¿pero y la del color? Acudió a sus amigos pintores con la pregunta y, ante su sorpresa y decepción ninguno de ellos logró darle una respuesta satisfactoria.

Casi todos los escritores sobre el color, postulan una y otra teoría sobre cómo lograr colores armoniosos. Algunos recomiendan combinaciones de colores análogos (colores contiguos en la rueda del color). Otros sugieren colores complementarios (colores opuestos en la rueda del color), otros combinaciones de triadas (tres colores equidistantes en la rueda del color) o disposiciones de tétradas (colores de cuatro puntos de la rueda del color). Aún está pendiente la explicación de la armonía del color – científicamente.

Lo curioso de la armonía del color es que, estemos entrenados o no en el color, somos conscientes de que algunas combinaciones nos agradan enormemente, aunque no sepamos por qué nos agradan.

Cuando vemos una hermosa combinación de colores que nos produce un placer especial, experimentamos un fenómeno llamado reacción estética, al que a veces se llama experiencia estética.

Sigmund Freud dijo: El disfrute de la belleza y armonía produce un tipo especial de sensación suavemente embriagadora.

Sócrates dijo: la belleza y la armonía es sin duda dulce, suave, dúctil y escurridizo, por lo tanto, nos penetra e impregna fácilmente el alma.

Goethe dice que la reacción de placer inducida por ciertas armonías de colores podría estar conectada con un fenómeno llamado imágenes residuales que sugiere que el cerebro humano anhela relaciones equilibradas entre los tres atributos del color, tinte, valor y croma.

Una imagen residual es la aparición fantasmal pero luminosa del color complementario después de mirar fija y detenidamente un color y luego desviar la vista hacia una superficie no coloreada. Esta sensación visual es uno de los aspectos más sorprendentes del color y que ha intrigado a los científicos durante siglos.

Los científicos han propuesto muchas teorías para explicar las imágenes residuales, entre ellas la de que mirar un color fatiga a los receptores del color de los ojos y entonces estos receptores restablecen el equilibrio visual produciendo la imagen con el color complementario.

En el ejemplo a continuación, el color rojo del cuadro se convierte en verde mar (el rojo es complementario del verde). Enfoca la vista en su collar, contando lentamente hasta veinte, luego tapa la imagen con tu mano y fija la vista en el punto negro del formato en blanco de la derecha. Continúa mirando hasta que aparezca la imagen residual, vas a ver que aparece su cara oscura y su blusa en color verde mar.

Hoy en día las imágenes residuales se consideran sensaciones visuales de corta duración cuya causa no se entiende del todo. Parece inevitable que este extraño mecanismo del sistema visual humano esté conectado con nuestro gusto estético por las combinaciones armoniosas y satisfactorias de los colores.

Reinvención es una palabra mágica, es la convicción de un cambio interno o externo para lograr un objetivo o una meta.

Por ejemplo: cuando se termina una relación importante en nuestras vidas sentimos que llegamos al final de todo, es la forma usual de pensar, no obstante si te quedas atorado en ese estado emocional no te permitirás evolucionar y renacer para vivir el siguiente capítulo de tu vida que te hará reinventarte y ser el nuevo tú.

Debemos dejar ir a la persona que fuimos para darle bienvenida a la persona que vamos a ser.

¿Cómo nos reinventamos?
Se logra al no resignarse, a aceptar cosas que nos roban la felicidad, hay que eliminar el concepto de que “yo soy así”.

Recuerda: para que haya un cambio o transformación en tu mundo exterior, tiene que haber un cambio en tu mundo interior. Cuando las personas aprenden a reconocer sus errores comienzan a entender la dinámica del cambio. Advierte que el verdadero desafío del cambio o de reinventarse es empezar a hacer las cosas de diferente forma.

¿Qué es lo que evita el cambio?
La resistencia, once letras que no te permiten Ser.

Es esa fuerza que te paraliza, es la resistencia al cambio la que se presenta cuando se le da a cualquier modificación o cambio un enfoque negativo porque se piensa que los cambios son negativos.

Toda modificación a lo que eres y a tu vida actual, se te dificulta pues lo ves como una pérdida. Lo ves más como problema y no como una oportunidad. Y si es así, pierdes todas las oportunidades y alternativas que un cambio trae a tu vida. No te aferres a mantener algo o a alguien que ya no es conveniente.

Evita que los cambios te estanquen o marchiten. Recuerda que un cambio abre la puerta a la oportunidad.

El movimiento o cambio es la máxima manifestación de la vida y de la prosperidad por el contrario la quietud y la rutina significan estancamiento y fracaso.

Ríndete al movimiento de lo nuevo y observa el curso de tu nueva vida con otros ojos. La vida te señala el momento adecuado para reinventarte sin temor y a animarte a nuevos caminos.

El cambio es un acto que nace de la puja entre lo viejo y lo nuevo, por eso no hay motivo para no aplicar la reinvención de TI.

Para hacer algo distinto tienes que ser diferente. Si no te sientes distinto haz algo diferente y a través de ese hacer se produce la transformación.

Reinvéntate y se el nuevo TÚ.

Retomando el tema de la sesión pasada recordaremos lo que se dijo sobre nuestras limitantes. Estas nos evitan ver el futuro como oportunidades y mucho menos las aprovechamos.

Henry Ford decía: “Tanto la persona que cree que puede como la que cree que no puede, ambas están en lo cierto”

Todos los grandes emprendedores de la historia, tuvieron algo en común con los grandes emprendedores de la actualidad: convicción y confianza en sí mismos. Sin esta confianza que multiplicó su poder, no habrían logrado lo que lograron. La convicción y seguridad en nosotros, nos da la confianza para lograr las grandes metas y objetivos. Esto aplica para cualquier proyecto de empresa, sea esta de índole económica, deportiva, social o por logro personal.

La historia está llena de ejemplos: Sir Edmund Hillary escalo el monte Everest hace mucho tiempo atrás, en una época en donde no se sabía si el humano podría llegar hasta la cima. Mahatma Ghandi en la India y Nelson Mandela en Sudáfrica, ambos luchadores sociales liberaron a sus respectivos países del dominio británico, no sin antes haber pasado por la cárcel y sufrido todo tipo de inconvenientes. Oprah Winfrey, la famosa presentadora norteamericana es una de las mujeres más ricas de Estados Unidos después de haber vivido en condiciones de pobreza en su niñez. El mismo Henry Ford, tuvo un tropiezo al inicio de su carrera empresarial cuando su primera compañía cerró. Años después se convirtió en una celebridad al masificar la venta de coches con el modelo T.

Sin embargo, también podemos citar a gente común con poca cantidad de dinero, pero con toneladas de convicción y confianza en si mismos que han logrado hacer grandes empresas y obtener un gran éxito. Hablo de esas personas que no se desvían del camino, es decir no son parte de transacciones cuestionables.

Es maravilloso observar como el mundo le abre camino a una alma decidida y ver como los obstáculos se salen del camino de la persona que cree en sí misma. ¿Puede ser alguien exitoso si constantemente habla y se queja de todo y culpa al mundo de su fracaso?

Muchas personas desean triunfar, quieren hacer realidad sus sueños, hacer algo extraordinario en sus vidas y jamás lo van a lograr porque la duda y desconfianza de sí mismas los debilita profundamente.

El fracaso comienza con la duda o el desprecio de nuestros talentos y habilidades y con la pérdida de la confianza en nuestra capacidad para hacer que las cosas sucedan. La persona que no cree en sí misma, usa las siguientes expresiones: ‘no tengo la capacidad para conseguir clientes, me falta valor, no tengo el carácter’.

No es necesario saberlo todo, antes de empezar sólo necesitas lo suficiente y lo suficiente es querer intentarlo y cambiar. La confianza te da la convicción, el compromiso y la voluntad de hacerlo.

La confianza es la mejor inversión del mundo. Ha superado más obstáculos, sobrepasado más dificultades y logrado más objetivos que cualquier otra cualidad humana.

La pobreza y el fracaso llegan a nosotros por invitación nuestra. Nuevamente nos remitimos al principio, los condicionamientos adquiridos tienen mucho que ver con esto.

Si todo le dieron al niño para que no se esforzara, o le dijeron que jamás podría lograrlo, entonces de adulto confirma que no tiene la capacidad para lograrlo.

No lograrás el éxito si estás convencido de que no tienes la habilidad para alguna tarea determinada, la filosofía del no se si pueda te lleva a no hacerlo.

Todo hombre nació con mucho potencial para lograr lo que se propone.

Aquí el truco es que sepa que tiene mucho potencial y lo que se proponga lo realice.

Recuerda que el único que se da la oportunidad en esta vida eres Tú.

La Imagen del éxito

El éxito no depende de lo que tenemos, más bien de lo que somos y de lo que hacemos con lo que tenemos.

El futuro tiene nombres:
Para los débiles – es inalcanzable
Para los temerosos – es desconocido, hay miedo
Para los valientes – es una oportunidad

Si una persona tiene un carácter débil, indeciso donde se requiere a alguien fuerte y decidido, entonces este personaje jamás va a tener éxito porque su imagen interna y externa no son congruentes.

Cuando sabemos cuál es nuestra personalidad, entendemos el porque actuamos o somos de esa forma, sin embargo, esto no es suficiente para la imagen del éxito.

Sin embargo, adjunto a nuestra personalidad se encuentran nuestras limitantes las cuales no nos ayudan a ver el futuro como una oportunidad y mucho menos a aprovecharlas.

Puedo vestir adecuadamente pero mis limitantes (intolerancia, irresponsabilidad, impaciencia, etc) me quitan la oportunidad de integrarme a la familia, al trabajo, al equipo, al entorno, etc. La más de las veces se nos dificulta corregir o cambiar porque le tenemos miedo al cambio.

Si somos observadores, la vida es movimiento continuo y el “cambio” es el que nos conecta con muchas oportunidades. El cambio es el que nos permite fluir a través de nuevas experiencias.

El cambio te hace permanecer alerta y conectarte con el presente, con el aquí y el ahora y este es el único tiempo en el que sucede la vida.

El ser humano permite que sus limitantes lo anclen en el pasado y también estas limitantes lo introducen al miedo al futuro, a lo desconocido. Alguien dijo: “Haz de tus experiencias pasadas un faro que ilumine tu futuro y no un ancla que limite tu existencia”

Reflexionando un poco, no debemos temer a lo desconocido ya que todo lo que hemos logrado desconocíamos como hacerlo. Todo ser humano con un propósito en la vida es una fuerza positiva, constructiva y creativa. Nadie puede ser inventivo, original o creativo sin la dirección del propósito, el compromiso y la voluntad, enfocado a un objetivo por realizar en los grandes proyectos de la vida.

No es posible y no sucede nada cuando pones tu atención en algo que no te interesa o no te convence. Que te hace pensar que si sigues haciendo lo mismo obtendrás un resultado diferente. Recuerda, tú eres donde está tu atención.

Si tu atención está en el resentimiento, en el odio, en la victimización, así será. Si tu atención está en el cambio, en lo positivo, en el bien, en el éxito también será así.

No hay una segunda oportunidad para dejar una primera buena impresión. De acuerdo a estudios realizados por el antropólogo Albert Mehrabian, se sabe que en la primera impresión, el 55% de lo que comunicamos hacia las demás personas se compone de nuestra imagen corporal, el 38% por el tono de la voz y el 7% por las palabras. Esto nos hace reflexionar sobre la importancia de nuestra Imagen Física. Y no es solo lo que vemos hacia afuera, esto es decir el ‘Qué vemos’, sino también el ‘Cómo lo vemos’ es decir, nuestra forma de pensar y personalidad que influyen en la manera ante la que respondemos hacia una percepción en particular. Combinando estos dos puntos, introducimos el concepto de Imagen Integral® el cual abarca tanto la Imagen Física como la Imagen Interna. En el equilibrio de estos dos puntos, llegaremos a proyectar lo mejor de nosotros mismos y podremos manejar nuestra Imagen como una herramienta que nos permita conducirnos con éxito en los diferentes ámbitos de nuestra vida. Hablaremos en otro momento de la Imagen Interna, por ahora mencionaremos los tres componentes de la Imagen Física. En primer lugar, está el color personal el cual está determinado por el tono de nuestro cabello, ojos y piel. En función de estos tres factores llegamos a determinar doce categorías. Sin el afán de desilusionar a nuestros lectores, diremos que el análisis de color conlleva una técnica especializada pero en manos expertas es muy fácil saber nuestra estación de color personal. El segundo componente se refiere a nuestras medidas corporales como lo es nuestra forma de cara y tipo de cuerpo, en este caso se definen 6 tipos de cuerpo para las mujeres y 3 para los hombres. Finalmente, el tercer factor tiene que ver con nuestra personalidad, esto quiere decir que nos vestimos como pensamos. De ahí que las personas que tienden a ser más formales, buscarán atuendos más elegantes, sobrios, tal vez discretos. Pero habrá personas que gustarán de buscar lo atrevido, lo ajustado mostrar la piel y la forma del cuerpo. Estos son sólo dos ejemplos de los 6 estilos que hay para mujeres y 4 para hombres, cada quien se verá en armonía de acuerdo a su estilo, no hay bueno ni malo, simplemente es descubrirse desde el origen. Cerramos el artículo con la siguiente reflexión, es importante conocernos tanto en el exterior como en el interior, lograremos entonces una Imagen Integral® en armonía que nos llevará al éxito de nuestras vidas. Podemos ilustrar el comentario con la siguiente frase “No hay viento favorable para el que no sabe a que puerto se dirige”

La Imagen Profesional

En el ambiente laboral, nuestra imagen comunica más de lo que pensamos. La apariencia física, aunado a nuestro lenguaje verbal y no verbal hablaran por nosotros diciendo si somos competentes para desarrollar el puesto que desempeñamos o incluso ser candidatos a una promoción.

Anexamos a continuación la liga de una entrevista que apareció en el programa ‘Economía de Mercado’ el 27 de Abril del 2011 donde se habla de este tema con mayor detalle.

http://tvolucion.esmas.com/foro-tv/economia-de-mercado/106800/ana-laura-alanis-y-reportaje-del-dia

Business Behaviour es un término que abarca conceptos de Protocolo Empresarial, Social e Internacional. Es saber como actuar ante una situación como la siguiente. Usted participará en una reunión de trabajo en China, y posteriormente está invitado a una cena para celebrar el cierre del proyecto. ¿Cómo desenvolverse en la reunión? ¿Tendrá que traer algo a la reunión? ¿El color de su atuendo y del regalo es el adecuado?

Situaciones de este tipo son las que hoy en día se vuelven más comunes a raíz de la globalización, y las compañías se preocupan cada vez más por contar con colaboradores capacitados en este tema, ya que es importante el conocimiento técnico que pueda demandar el proyecto de trabajo que se realice en conjunto, pero cobra igual importancia la imagen personal y la manera en que uno se desenvuelve sabiendo que ciertos países tienen reglas de protocolo diferentes o muy diferentes a las que estamos acostumbrados en México.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: